Al regreso de vacaciones habrá un par de cosas que te pueden estar preocupando, el volver a la rutina puede convertirse en un momento incómodo o incluso molesto, como volver a levantarte temprano y volver a comer sano con una dieta.

Para ayudarte un poco, aquí en DeMercas te tenemos los mejores consejos para que el comer sano no se convierta en una rutina molesta y puedas volver a tu rutina de la manera más saludable y deliciosa; así que olvídate de castigarte por los pecados que cometiste con la comida en vacaciones y toma nota de estos tips.

Rehidrátate, ya que en vacaciones mantienes un estilo de vida en el cual no estas pensando nunca en mantener tu cuerpo libre de toxinas o evitar la retención de líquidos. Al estar deshidratado el cuerpo suele confundir estas señales con hambre, lo cual te llevaría a ganar aún más peso, por eso mantener tus niveles de hidratación en un buen rango es muy importante.

El segundo consejo será aprender a escoger bien los “snacks” o esas pequeñas comidas en medio de las principales, ya que como vienes comiendo grandes cantidades de calorías el cuerpo querrá obtener una cantidad cercana (ya que se acostumbró a esto) este punto será crucial, pues debes mantenerte enfocado, debes escoger pequeñas comidas como maní acompañado con arándanos, sándwiches de atún o ensaladas de frutas. Estas ensaladas pueden acompañarse de hojuelas de avena y miel para darle un mejor sabor sin que afecten tu dieta.

Volver a obtener entre 7 y 8 horas de sueño al día y darte un buen descanso, no solo te ayuda con tu piel y las temidas ojeras, ayuda también a reactivar tu metabolismo de la manera correcta, ya que evita comer a altas horas de la noche, donde toda la comida es algo peligrosa, ya que esta no se alcanzara a procesar toda por tu cuerpo y por ende se almacenará como grasa.

Recuerda incluir en tu día a día comidas ricas en fibra para así lograr reactivar una buena digestión, lo cual te ayuda a mover mas rápido la comida en el organismo, por lo cual, si nos salimos un poco de nuestra rutina de comida saludable, ésta comida “pecadora” durará menos en tu cuerpo; algunos alimentos ricos en fibra son la manzana, ciruela, mandarina, cereal, brócoli, lentejas, frijoles y productos integrales entre otros.

Si después de tus comidas principales aún sientes que necesitas un poco más o que necesita mas energía en tu organismo y que en realidad no ha sido suficiente, puedes darte pequeños premios, claro está, manteniéndote dentro de lo que es saludable, prueba con un trozo de chocolate amargo como postre, si este no es de su agrado, puedes intentar con una rebanada de torta de banano o de zanahoria, los cuales son postres muy saludables y con pocas calorías.